Especificidad de la prueba de esfuerzo para corredores, ciclistas y triatletas


El VO2 máx es la cantidad máxima de oxígeno que el organismo puede absorber, transportar y consumir por unidad de tiempo determinado y es altamente dependiente de la manera en la que se mide, consiguiendo valores más altos en cinta rodante que en cicloergómetro.

prueba de esfuerzoLas diferencias encontradas en cinta rodante y cicloergómetro también dependen de la modalidad deportiva, de la metodología de entrenamiento y de la experiencia deportiva. Debido a estas adaptaciones específicas del entrenamiento, los corredores han sido comunmente testados en cinta rodante y los ciclistas en cicloergómetro. ¿y los demás deportistas?

Los triatletas realizan 3 tipos de modalidades deportivas aeróbicas que utilizan grupos musculares similares. Por lo tanto, la manera más correcta de diseñar un programa de entrenamiento sería testar en las 3 modalidades.

Con el objetivo de analizar las diferencias en tapiz rodante y cicloergómetro entre corredores, ciclistas y triatletas, Basset y Boulay (2000) llevaron a cabo un estudio en el que los deportistas fueron sometidos a los dos tipos de test.

El VO2max como se preveía fue mayor en cinta rodante en los 3 grupos de deportistas. Los ciclistas fueron los que presentaron una capacidad aeróbica mayor. Las diferencias entre los dos test fueron pequeñas para los ciclistas (2.8%), 6.1% para los triatletas y grandes para los corredores (10.5%). Estos datos confirman que los valores absolutos de VO2max son dependientes del modo de ejercicio y del entrenamiento específico del deportista.

Si tu objetivo es conocer tu consumo de oxígeno máximo y no eres ciclista, sería preferible hacer la prueba en cinta rodante.

La frecuencia cardíaca máxima (FCmax) también fue mayor en tapiz rodante, presentando diferencias de 3,3 y 6 latidos por minuto para ciclistas, triatletas y corredores respectivamente (Tabla 2).

fcLas FC submáximas de nuevo fueron mayores en cinta rodante que en cicloergómetro, sin embargo, estas diferencias fueron pequeñas (4 lpm). A pesar de ello, como se muestra en el siguiente gráfico la FC de los corredores no fue diferentes entre los test hasta el 90%del VO2max, mientras que los ciclistas y los atletas mostraron diferencias desde el 50% del VO2max (los triatletas desde el 70% del VO2max). Por ejemplo, al 70% del VO2max estas diferencias fueron de 1 lpm para los corredores y 2 lpm para los triatletas. A intensidades superiores las diferencias alcanzaron los 3 lpm para los ciclistas y triatletas y los 6 lpm para los corredores.

Estas diferencias suponen que debamos adaptar las zonas de entrenamiento por FC de un deportista entre modalidades deportivas (carrera y bici). Por ejemplo, para un corredor que comienza a hacer triatlón deberíamos reducirle 6 pulsaciones en ciclismo en la última zona, 2-4 en la penúltima y mantener FC similares en el resto de zonas.

zonas

 

 

 

 

 

 

 

 

Basset, F., & Boulay, M. (2000). Specificity of treadmill and cycle ergometer tests in triathletes, runners and cyclists. Eur J Appl Physiol, 81, 214-221.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s