Piensa antes de entrar al supermercado. Guías nutricionales para niños y adultos de la asociación Americana del Corazón


Con el ritmo de vida del siglo XXI, a mucha gente se le olvida hacer la lista de la compra y marchan a todo correr al super más cercano para hacer la compra cuanto antes y así poder ir a la academia de inglés o a recoger a los niños del colegio. En otras ocasiones, por no preocuparnos de que hacer para cenar, llamamos a algún restaurante de comida rápida para que nos la traigan preparada. Realmente, la alimentación ha sido un acto de supervivencia desde los comienzos del ser humano y raras veces se podía elegir el menú. Hoy en día, en cambio, tenemos más alimentos de los que podemos imaginar a nuestro alcance, cantidad de información nutricional, expertos en nutrición y dietética etc. Sin embargo, el número de comidas fuera de casa ha aumentado, los índices de sobrepeso, obesidad y otras enfermedades están por las nubes, y nos encontramos con muchas personas que no van más allá de los macarrones y el huevo frito.

MAc

En Estados Unidos, a pesar de la reducción en la tasa de mortalidad por enfermedades cardiovasculares, siguen liderando la clasificación de causas de mortalidad. La disminución del número de fumadores, control de las concentraciones de colesterol y tensión arterial han ayudado a este hecho. Sin embargo, durante la última década, debido a un cambio dramático en los hábitos de alimentación y un consumo excesivo de calorías, la prevalencia de obesidad, síndrome metabólico y diabetes mellitus han aumentado, frenando esa tendencia decreciente en enfermedades cardiovasculares.

Las guías actuales de la Asociación Americana del Corazón (AHA) para niños y adultos priorizan los siguientes objetivos: mantener un peso saludable y niveles recomendados de lípidos (colesterol <300mg/d, LDL, HDL y triglicéridos), tensión arterial y glucosa, hacer actividad física regular (balance entre ingesta y gasto), evitar el tabaquismo y el alcohol, consumir dietas ricas en vegetales, verduras y frutas, granos y cereales integrales, productos lácteos bajos en grasa, legumbres, pescado (al menos 2 veces por semana), carne magra y minimizar ingestas calóricas excesivas, grasas trans (<1%) y saturadas (<7%), colesterol, sal y productos con azúcar. El objetivo debería ser una ingesta moderada de grasa (25-35% de la ingesta calórica) principalmente por medio de aceites vegetales (canola, oliva, girasol etc.)

A pesar de disponer de unas guías claras y con rigor científico, la adherencia sigue siendo baja, y es que la alimentación del individuo depende de una estructura compleja y multidimensional, tal y como muestra la siguiente figura.

macro

En primer lugar, el individuo está influenciado por factores genéticos, experiencias previas y factores demográficos. En un nivel superior se encontraría la familia con sus estilos culinarios, costumbres, disponibilidad económica etc. En un tercer nivel situaríamos a un micro-entorno en el que entran en juego la escuela, el lugar de trabajo, la comunidad, restaurantes etc. Por último tendríamos un macro-entorno compuesto por políticas de gobierno, leyes, relaciones industriales, publicidad y televisión, tecnología y transporte.

Los datos recientes de EE.UU muestran que no se cumplen los niveles recomendados de ingesta de frutas y vegetales. El consumo de cereales y granos integrales ha disminuido y como consecuencia la ingesta de fibra diaria está por debajo de los valores recomendados. La ingesta calórica ha aumentado de la mano del aumento de peso en la población Estadounidense, especialmente preocupante entre los niños. En este último grupo ha aumentado el consumo de bebidas azucaradas. Entre los adolescentes y jóvenes es importante mencionar que ha aumentado la ingesta de snacks y bebidas azucaradas. Además en general, ha aumentado el tamaño de las porciones, el número de comidas diarias (especialmente fuera de casa en restaurantes de comida rápida los fines de semana) y los productos azucarados. Los snacks, definidos como comer entre horas excluyendo el desayuno, comida y cena, hoy en día representan el 21-25% de la ingesta calórica total. Los snacks más comunes son bebidas azucaradas y productos preparados altos en sal (patatas de bolsa, palomitas etc.). En los últimos años también ha habido una tendencia de disminuir las comidas en casa y han aumentado las comidas en los restaurantes y oficinas. Los datos recientes muestran que hasta un 10-15% de la ingesta calórica total proviene de bebidas azucaradas.

Por todo ello, es imprescindible fomentar las iniciativas de alimentación saludable desde el colegio, implementar programas entre el colegio y las granjas locales, programas de huertas escolares. La familia es quién tiene más influencia en la alimentación del niño, por lo que se deberían seguir las recomendaciones tratadas en este artículo para obtener ciertos beneficios saludables, haciendo sobre todo hincapié en la reducción de productos azucarados ya que los niños tienen una preferencia innata por el azúcar, de hecho produce una sensación de alivio y reduce la sensación de dolor. El consumo de productos azucarados se eleva en la adolescencia (hasta el 20% del consumo calórico total) y desciende hasta un 12.4% en personas mayores (≥65 años). Para personas adultas, es imprescindible mejorar la calidad de los alimentos en los lugares de trabajo y restaurantes. Estos últimos deberían de mostrar información acerca del contenido calórico de sus menús.

cpak

aqrqaq

Gidding, S. S., Lichtenstein, A. H., Faith, M. S., Karpyn, A., Mennella, J. A., Popkin, B., … & Whitsel, L. (2009). Implementing American Heart Association Pediatric and Adult Nutrition Guidelines A Scientific Statement From the American Heart Association Nutrition Committee of the Council on Nutrition, Physical Activity and Metabolism, Council on Cardiovascular Disease in the Young, Council on Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology, Council on Cardiovascular Nursing, Council on Epidemiology and Prevention, and Council for High Blood Pressure Research. Circulation, 119(8), 1161-1175.

Erreka Gil

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s