Cómo prevenir el cáncer de mama


Epidemiología

El cáncer es un término genérico, amplio, que no hace referencia a una enfermedad, sino a un conjunto que abarca cientos o incluso miles de enfermedades caracterizadas por un crecimiento celular incontrolado como resultado de un cambio en la información genética de las células. Las células son las unidades básicas del organismo, que se agrupan para formar sucesivamente tejidos, órganos y aparatos. Las células crecen y se dividen a través del proceso conocido como ciclo celular. Su comportamiento y sus vidas son controlados por instrucciones genéticas presentes en su núcleo. Estas instrucciones informan a la célula de cómo crecer, reproducirse y morir (apoptosis) (WCRF/AICR, 2007). Cuando un grupo de células del organismo crece fuera de control y forma una masa, se origina un tumor o cáncer. Es el proceso denominado carcinogénesis.

El cáncer es uno de los mayores problemas de salud pública mundial. El cáncer de mama es el tipo de cáncer más diagnosticado entre las mujeres, tanto en países desarrollados como en los países en desarrollo. Además, aunque los tratamientos hayan mejorado, también es el tipo de cáncer que mayor tasa de mortalidad presenta entre las mujeres, debido a la alta incidencia. A pesar de ello, la superviviencia a los 5 años es mayor a un 80% (SEOM, 2012). Según un informe sobre la situación de cáncer en España publicado en 2011 por la SEOM (sociedad Española de Oncología Médica), desde 2005 los tumores son la primera causa de muerte entre los varones, duplicando las defunciones registradas por las enfermedades CV que ocupan el segundo lugar. Entre las mujeres, el cáncer es la segunda causa de muerte, superado únicamente por enfermedades del corazón. En personas entre 40 y 80 años, el cáncer es la primera causa de muerte con mucha diferencia respecto al resto de defunciones.

En 2012 se diagnosticaron alrededor de 1.7 millones de nuevos casos de cáncer de mama a nivel mundial, un 25% de todos los nuevos casos de cáncer entre las mujeres.

¿Por qué tantos casos de cáncer?

El envejecimiento de la población, la detección temprana y la mejora en los tratamientos de cáncer han hecho que el número de enfermos de cáncer aumente notablemente durante los últimos años (Steins Bisschop et al., 2012). A esto hay que sumarle la mayor exposición a causas o factores de riesgo de cáncer a consecuencia de un estilo de vida inactivo y una mala alimentación entre otros. En la siguiente imagen se puede observar que en América del Norte, Austrailia y ciertas zonas de Europa central y del norte es donde mayor número de casos de cáncer de mama se diagnostican (>80/100.000 mujeres al año), mientras que África y Asia registran los valores más bajos (<40/100.000 mujeres al año). ¿Es esto casualidad?

qweq

Para responder a esta pregunta existe un trabajo muy interesante llevado a cabo por Deapen et al. (2002) sobre la influencia de los hábitos de vida en el cáncer. Para ello, observaron la incidencia de cáncer de mujeres Asiáticas que habían emigrado a Estados Unidos, es decir, el objetivo del estudio era responder a la pregunta de ¿Qué pasa cuándo mujeres Asiáticas que tienen la menor incidencia del mundo de cáncer de mama emigran a países con una alta incidencia? En un periodo de 10 años fueron registrando los casos de cáncer de la población Estadounidense y de la Asiática y curiosamente, el número de casos de las mujeres Asiáticas había aumentado de 66 a 77.6 casos anuales/100.000 mujeres, mientras que el del resto de la población EstadoUnidense había descendido (Tabla 1). Por lo tanto, los investigadores llegaron a la conclusión de que los hábitos de vida “Americanos” que fueron adquiriendo las mujeres Asiáticas habían conducido a un aumento de los casos de cáncer en esta población. Es más, analizándolo por grupos de mujeres Asiáticas, observaron que la incidencia de cáncer de mama para las Japonesas que habían emigrado a EEUU (Japonesas-Americanas) era la más alta del mundo entre las Japonesas y similar ya a la de las Americanas

Imagen1.ahahaha

Tabla 1. Número de incidencias de cáncer de mama invasivo e incidencia por 100.000 habitantes ajustada por la edad en diferentes grupos étnicos y años de diagnóstico en Los Angeles County, California 1988-1997 (Deapen et al., 2002)

Es más, analizándolo por grupos de mujeres Asiáticas, observaron que la incidencia de cáncer de mama para las Japonesas que habían emigrado a EEUU (Japonesas-Americanas) era la más alta del mundo entre las Japonesas y similar ya a la de las Americanas (Figura 2). Pero no todo acabó ahí, incluso en Japón se han doblado los casos de cáncer de mama del año 1960 al año 1980 posiblemente debido a; 1) Estilo de vida Americano, 2) Menarquía temparana, 3) Menos hijos y más tarde, 4) Reducción del nivel de actividad física, 5) Aumento de la tasa de sobrepeso y obesidad, 6) Mayor consumo calórico y de grasa y 7) menor consumo de productos de soja.

Figura 2. Incidencia anual de cáncer de mama invasivo ajustada por la edad durante 1988-1997 en mujeres Japonesas y blancos no-Hispánicos en Los Angeles County, California (Deapen et al., 2002)

Figura 2. Incidencia anual de cáncer de mama invasivo ajustada por la edad durante 1988-1997 en mujeres Japonesas y blancos no-Hispánicos en Los Angeles County, California (Deapen et al., 2002)

Las causas de cáncer de mama modificables que han sido establecidas incluyen la exposición a la radiación, consumo de alcohol, obesidad post-menopáusica, inactividad físca, terapia hormonal post-menopáusica con estrógenos y progestina y dieta alta en grasa. 

En general, se estima que se podría llegar a prevenir hasta 1/2 de los casos de cáncer de mama mediante hábitos de vida saludables, principalmente manteniendo un peso en rangos saludables, dieta y actividad físca (Colditz, & Bohlke, 2014; Siegel et al., 2014).

Prioridades para la prevención del cáncer de mama

  1. Actividad física regular y mantener un peso saludable

    .Las estadísticas hablan por si solas. Más de 2/3 de los adultos Estadounidenses presentan sobrepeso (69.5%, y 58.2% en caso de la población Española según la OMS) y más de la mitad no cumplen con los niveles mínimos de actividad física semanal (150min de AF moderada o 75 min de AF vigorosa). Además del cáncer de mama, otro tipo de cánceres como el de endometrio, esófago, colon y recto, pancreas y riñón están relacionados con la inactividad física y un exceso de grasa. En el caso del cáncer de mama el efecto de exceso de peso varia según la edad. La grasa corporal en edades tempranas reduce el riesgo de cáncer de mama, mientras que después de la menopausea la conversión de andrógenos en estrógenos y la consecuente acumulación de grasa aumenta el riesgo (cada 5 puntos en el IMC aumenta el riesgo de cáncer de mama en un 12%. En enfermas de cáncer de mama un aumento de 2 puntos en el IMC aumenta en un 53% el riesgo de recurrencia). Entre las mujeres postmenopáusicas que perdieron 10kg de peso sin hacer uso de hormonas, redujeron hasta un 50% el riesgo de cáncer de mama, por lo tanto, nunca es tarde para reducir el riesgo de cáncer mediante pequeños cambios en el estilo de vida, por lo que evitar ganancias de peso (grasa corporal) en la edad adulta es una de las prioridades. Por otro lado, la actividad física regular (aeróbico a intensidades de moderada a vigorosa y trabajo de fuetrza) reduce el riesgo de cáncer en mujeres pre y post menopáusicas entorno a un 20-25% (30 min al día de AF moderada, equivalente a caminar a paso ligero) y el riesgo decrece conforme aumenta el volumen e intensidad de la AF (Colditz & Bohlke, 2014). Por ejemplo en un estudio realizado por la Sociedad americana contra el Cáncer, las mujeres que caminaban 7h/semana tuvieron un 14% menos riesgo de padecer cáncer de mama en comparación a las que caminaban <3h/semana y las más activas presentaron un 25% menos riesgo que las más sedentarias.

  2. Evitar el consumo de alcohol

    El consumo de alcohol regular está asociado a cáncer de mama, oral, faringe, laringe, esófago, hígado, colon y recto. En el caso del cáncer de mama, cada aumento de 10g/día de alcohol supone un aumento del 7-10% del riesgo de tener esta enfermedad. Hasta niveles bajos de alcohol han demostrado aumentar el riesgo. Las mujeres que consumían una media de 3-6 bebidas/semanales tenían un aumento del 15% en el riesgo de cáncer de mama en comparación con las que nunca bebían y las mujeres con mayor tasa de consumo de alcohol (2 bebidas/día) tenían un 51% más probabilidades de tener cáncer de mama (Colditz & Bohlke, 2014) . Además el consumo de alcohol durante las adolescentes aumenta el riesgo de lesiones benignas proliferativas en la mama, que son marcadores de riesgo de cáncer de mama. Los efectos perjudiciales del alcochol se deben entre otros a; 1) Aumento del nivel de estrógenos en sangre, 2) inflamación crónica, 3) Daño directo al ADN debido a substancias como el acetaldeído y especies reactivas de oxígeno (Rock et al., 2012).

  3. Comenzar a prevenirlo en edades tempranas

    En EEUU más de un 20% de los cánceres de mama se diagnostican antes de los 50 años. Una mayor velocidad de crecimiento de la altura pico y una menarquia temprana aumentan el riesgo de padecer cáncer de mama. Un un estudio de Lynch y colaboradores mostró que la reducción media de riesgo de cáncer de mama asociado a actividad física en diferentes edades fue del 16% para la adolescencia, 8% para la edad adulta temprana, de un 15% para la edad adulta media y de un 17% para mujeres >50 años.

  4. Lactancia materna

    La lactancia materna es una buena estrategia de prevención contra esta enfermedad ya que se ha demostrado que se pueden prevenir hasta un 20% de los casos de cáncer de mama (cáncer de mama tipo-basal y triple negativo). El riesgo de cáncer de mama se acumula rápidamente desde la menarquía hasta tener el primer hijo. Posteriormente la tasa de incremento de riesgo se frena tras cada nuevo embarazo y una menopausea temprana también reduce el riesgo de cáncer posterior.

  5. Dieta Saludable con énfasis en alimentos de procedencia vegetal

    Se ha demostrado que existe una fuerte reducción del riesgo de cáncer de mama con el consumo de soja en la niñez, así como con un alto consumo en cereales integrales, vegetales y frutas altos en fibra (al menos 2,5 porciones diarias)  y una dieta baja en grasas, sobre todo en grasas trans y saturadas (Rock et al., 2012). En personas jóvenes que no consumen apenas frutas y vegetales, el adherirse a las guías internacionales de nutrición para la salud puede suponer una reducción del 20-50% en el riesgo de padecer cáncer de mama (Colditz & Bohlke, 2014)

  6. Considere la quimioprevención

    En mujeres >35 años sin previo diagnóstico de cáncer de mama que presentan un alto riesgo de cáncer de mama (historia familiar, inactividad física, consumo de alcohol y tabaco, obesidad…)  puede considerarse el uso de fármacos (tamoxifen y raloxifen) para reducir este riesgo. En estas mujeres la quimioprevención puede reducir hasta un 50% el riesgo de padecer cáncer de mama. Sin embargo este tipo de medicamentos suponen efectos adversos que en muchas ocasiones hacen que su eso no sea muy elevado.

 

Colditz, G. A. & Bohlke, K. (2014). Priorities for the primary prevention of breast cancer. CA Cancer J Clin, 64, 186-194.

SEOM (2011). La situación del cáncer en España. Madrid: SEOM.

Siegel, R., Naishadham, D., & Jemal, A. (2012). Cancer statistics. CA: A Cancer Journal for Clinicians, 62, 10–29.

Robey, I. F. (2012). Examining the relationship between diet-induced acidosis and cancer. Nutrition & metabolism, 9(1), 72.

Rock, C. L., Doyle, C., Demark‐Wahnefried, W., Meyerhardt, J., Courneya, K. S., Schwartz, A. L., … & Gansler, T. (2012). Nutrition and physical activity guidelines for cancer survivors. CA: A Cancer Journal for Clinicians, 62(4), 242-274.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s